sábado, 25 de octubre de 2008

La cultura PULP y su maestro


Soy un PULP... eso es lo que diría Vincent Vega ( Renacido John Travolta) si le preguntáramos acerca de su personaje. Creo que es de recibo que empiece el blog comentando ( nunca llegando a una ánalisis crítico) éste largometraje dirigido por el sinigual Quentin Tarantino.


Sí , me gusta el cine, pero el de calidad. Ese que necesitas ver 2 o 3 veces para buscar un trasfondo a la historia, que te hace pensar, que no te deja indiferente... Pulp Fiction lo consigue. He recomendado su visión por activa y por pasiva. Para entender quien es Quentin , porqué se ha convertido (aunque esté encaminándose hacia el oscuro mundo del endiosamiento) en un genio haciendo 2 ( o 3 a lo sumo) películas de calidad.


Cuentan que Tarantino se forjó entre las cintas que ordenaba en el videoclub donde trabajó (video arhive de Manhattan Beach) y ahí fue chupando , cual sanguijuela , de la sangre de directores tan diferentes como Scorsese , John Woo o incluso el genial , aunque denostado (en el ambiente elitista de Hollywood) Sergio Leone. Enamorado de la cultura Pulp, del cine de serie B, C, D... del fenómeno GrindHouse. Sólo conociendo bien los orígenes de un personaje puedes llegar a entender que de su mente retorcida puedan aparecer diálogos como los de sus películas, que a primera vista , hacen pensar al espectador que son vacíos, largos, ásperos... NO, son su etiqueta, su sello personal.


Ésta llena de pequeños detalles que si no has visto 3 o 4 veces no eres capaz de apreciar. Yo tendría 13 o 14 años cuando la ví por primera vez, ni sabía quíen era Quentin ni sabía más de cine que el de sobremesa y las películas de acción Hollywoodienses... Me dejó una sensación de inquietud, "qué es esta chaladura" , no sé un estado de excitación, que juró todavía siento cuando la veo por 15ª vez. Igual es porque mi mente tampoco está, digamos equilibrada, pero creo que sentí algo parecido a un enamorado del expresionimo cuando se enfrenta a cuadros de Munch, o una persona aficionada a la música clásica en Praga escuchando a la orquesta sinfónica... NO NO , no se me va la olla. Ésto es arte. Sí, despertar emociones, provocar y conseguir que una persona presté atención al mensaje que quieres emitir durante 2 horas.


En mi primer comentario, sólo quería hacer un pequeño inciso sobre él. Pero no es el único.

Ve cine , y trata de comprenderlo.

Saludos cordiales